Día Mundial Contra el Cáncer 2014 | “Las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial (in situ) son prácticamente del 100%”

Dra. Blanca Farrús Lacaya. Consultor Sènior, Servicio Oncología RT. Hospital Clínic de Barcelona

Dra. Blanca Farrús Lacaya. Consultor Sènior, Servicio Oncología RT. Hospital Clínic de Barcelona

Día Mundial Contra el Cáncer | 2014

«La ignorancia no aporta conocimiento y en Medicina no existe lo que se desconoce y se desconoce todo lo que no se comunica. Por tanto, en oncología, como en la mayoría de las áreas médicas, la comunicación es básica»
«Hoy en día, el cáncer de mama se considera una enfermedad crónica, hay que conocerla, aceptar el diagnóstico, luchar si aparecen adversidades ante los tratamientos, sabiendo que se va a superar»

Dra. Blanca Farrús Lacaya. Consultor Senior, del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Clínic de Barcelona. Ex-Presidenta de la Societat Catalano-Balear d’Oncologia

……………………………..

Entrevista realizada por HBakkali

Cuando hablamos de cáncer de mama, ¿qué consejos daría a las mujeres para fomentar la prevención y el diagnóstico temprano?

Reducir sobrepeso con dieta y ejercicio; No fumar; Consumo moderado de alcohol; Control de síntomas de la menopausia con tratamientos distintos al tratamiento hormonal sustitutorio; Acudir a la invitación del programa de detección precoz implantado en nuestro país, que se realiza cada dos años.

Actualmente, ¿qué incidencia presenta el cáncer de mama?

El cáncer de mama es el más común entre las mujeres en todo el mundo y está aumentando especialmente en los países en desarrollo. En Cataluña la incidencia es del 28% de todos los tumores de las mujeres y presenta un incremento progresivo del 2,5 % anual, que es superior al que se observa en Europa. Se estima que para el quinquenio 2015-2019 se diagnosticaran 6.500 casos anuales en Cataluña, lo que representa una tasa ajustada a la población mundial del 86.7 por 100.000 mujeres(Izquierdo A. y col. Med Clin. 2008). Una de cada 10-12 mujeres a lo largo de su vida presentará un cáncer de mama. En Europa la incidencia más elevada se observa en los Países Bajos y Francia y la más baja en la República Checa y Polonia y Cataluña se sitúa por debajo de la media europea y por encima de la media española. En contraposición, la supervivencia relativa a los 5 años en Cataluña se va incrementando y junto con la de España están por encima de la media europea.

¿Qué factores pueden predisponer a desarrollar este cáncer?

La predisposición a desarrollar cáncer de mama es multifactorial, o sea debido a distintas causas y el incremento de su incidencia se atribuye a la modificación de algunos factores de riesgo, como: Menstruación a edad temprana; Edad avanzada o tardía del primer hijo; No tener hijos; Tratamiento hormonal sustitutivo tras la menopausia (los puntos 1, 2, 3 y 4 favorecen una exposición larga a los estrógenos que favorece el desarrollo del cáncer de mama); Antecedentes familiares de cáncer de mama (familiar de primer grado, como la madre, una hija o una hermana); Presentar mutaciones genéticas (BRCA1 o BRCA2), aunque el cáncer de mama hereditario solo representa el 5-10% de todo el cáncer de mama; Envejecimiento de la población (la edad de aparición del cáncer de mama más frecuente es tras la menopausia); Efecto derivado de la introducción del cribaje mamográfico en los últimos años, dirigido a las mujeres de mayor riesgo (entre 50 y 69 años) y detectándose tumores en fase precoz, antes de dar ningún síntoma; Obesidad (el exceso de grasa corporal es un factor de riesgo que se relaciona con mayor incidencia de cáncer de mama); Actividad física insuficiente; Consumo de bebidas alcohólicas.

¿En qué medida es posible curar el cáncer de mama?

Las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial (in situ) son prácticamente del 100%. Gracias a la realización de campañas de diagnóstico precoz, la mortalidad debida a esta enfermedad ha disminuido de una forma significativa, siendo posible, además, aplicar tratamientos menos agresivos, que dejan menos secuelas físicas y psicológicas en la mujer.

El cáncer de mama en el varón es una situación rara, representando un 1% de los cánceres de mama.

¿Cuáles son los avances más esperanzadores en materia de investigación?

En los últimos 10 años ha habido avances significativos en el diagnóstico y tratamiento en el cáncer de mama. Avances en el diagnóstico: la incorporación de la Resonancia Magnética para la evaluación de lesiones sospechosas, para proporcionar información detallada sobre la extensión de la enfermedad y como método de cribaje en mujeres con mamas densas o con mutaciones genéticas. Avances en el tratamiento de cirugía:estudio biopsia del ganglio centinela que ha permitido reducir la morbilidad quirúrgica (linfedemas o hinchazón del brazo tras la exéresis de todos los ganglios axilares); Cirugía oncoplástica o reconstrucción inmediata tras la extracción del tumor, conservando la mama. Reduce el impacto negativo de la cirugía al mejorar la estética. Avances en el tratamiento Radioterapia: irradiación Parcial de la Mama (IPM). Tras la cirugía conservadora se ha de administrar radioterapia (RT) a la mama que ha demostrado reducir significativamente el número de recaídas locales y la de muertes por cáncer de mama. El esquema estándar de RT es de 5 sesiones a la semana, entre 30 a 33 sesiones administradas en 6-7 semanas. La mayoría de las recidivas ocurren en la proximidad del tumor primario, incrementándose el interés de técnicas de irradiación dirigidas exclusivamente al lecho quirúrgico, con mayor tolerancia y con una reducción importante del tiempo del tratamiento y por consiguiente con una mejoría de la calidad de vida de las pacientes. La IPM ha demostrado ser segura y con resultados similares a la RT estándar en tumores de bajo riesgo. La Radioterapia IntraOperatoria. Existen varias técnicas para administrar la IPM, siendo la radioterapia que se administra durante el acto quirúrgico o intraoperatoria (RIO) la que supone dos ventajas, la biológica por no haber demora entre la cirugía y la irradiación de las células potenciales residuales y la protección de los tejidos normales adyacentes, por lo tanto se pueden beneficiar tanto el grupo de pacientes de bajo riesgo con RIO-Exclusiva, como las de riesgo medio/alto con RIO que irá seguida de RT al resto de la mama. La situación biológica tras la cirugía supone una repoblación rápida con crecimiento exponencial por situación de mayor aporte de oxígeno y nutrientes de las posibles células cancerosas residuales, pero además, se ha observado in vitro el potencial beneficio de la RIO modificando el microambiente y haciéndolo menos favorable para el crecimiento tumoral y la invasión subsiguiente, tras análisis de los fluidos de la cicatriz quirúrgica y cuyos resultados están en línea con la evidencia clínica de la RIO. Tratamientos sistémicos: los tratamientos con nuevas moléculas dirigidas a nuevas dianas, centrados en la presencia o no de la proteína de membrana HER2, que junto a las terapias dirigidas en función del estado de los receptores hormonales en las células tumorales, los tratamientos sistémicos individualizados. Un avance substancia es la definición de una nueva clasificación molecular y a través de test con análisis de múltiples genes (Oncotype / MammaPrint) en una muestra del tumor, se determina el riesgo de recidiva del mismo, que en casos dudosos permite adaptar el tratamiento sistémico al nivel de riesgo.

Actualmente, ¿qué abordaje terapéutico requiere esta enfermedad?

El tratamiento del cáncer de mama debe ser multidisciplinar, valorado y consensuado por todos los especialistas que intervienen tanto en el diagnóstico, como en el tratamiento de cada paciente. Las valoraciones se realizan en los llamados Comités de Patología mamaria dentro de las Unidades funcionales de cáncer de mama.

La cirugía conservadora de la mama, ¿cuándo es posible realizar este tipo de intervención?

La cirugía conservadora de la mama es un tipo de intervención que consiste en la extirpación del tumor con un margen de tejido sano, más o menos amplio, manteniendo intacto el resto de la mama. Puede ser una tumorectomía (extirpación del tumor y un margen de tejido sano), una cuadrantectomía (extirpación de un cuadrante de tejido mamario en el que se incluye el tumor) o segmentectomía (extirpación de un segmento incluyendo el área afecta, habitualmente en los carcinomas in situ por su distribución segmentaria a lo largo del segmento).

La relevancia de la RT en el cáncer de mama viene dada por los estudios en los que se confirmó que la RT complementaria a la cirugía conservadora de la mama era equiparable a la mastectomía en cuanto a supervivencia global, evitando un gran número de mastectomías.

La cirugía conservadora de la mama está indicada en los tumores localizados a un único cuadrante, sin signos inflamatorios, en que se pueda extirpar el tumor con márgenes de seguridad permitiendo una estética adecuada, con garantías de un óptimo seguimiento radiológico y que no esté contraindicada la RT (RT previa a dosis plenas en la misma mama, enfermedades del tejido conectivo), ya que al conservar la mama se deberá contemplar la irradiación posterior.

¿Por qué una paciente con cáncer de mama debe someterse a un tratamiento de radioterapia?

La RT tiene la finalidad de destruir las células tumorales que puedan quedar en el resto de la mama tras la cirugía conservadora de la misma y ha demostrado un beneficio global de un 15,7% a los 10 años en la reducción de la tasa de recaídas locales y de un 3,8% a los 15 años en la reducción de muertes por cáncer de mama. Este beneficio se incrementa cuando los ganglios son positivos, alcanzando el 21,2% y el 8,5% respectivamente (meta-análisis del EBCTCG. Ca Invasivos. Lancet 2011 yEBCTCG. CDIs. J Natl Cancer Inst Monogr. 2010), por lo que la RT está indicada en todas las situaciones en las que se ha realizado extirpación localizada de la mama.

Tras la RT de toda la mama restante, se añade un tratamiento localizado en el área quirúrgica llamado sobreimpresión, que reduce aún más el riesgo de recidiva. Este beneficio se observa en todas las pacientes, aunque quien más se beneficia son las más jóvenes (menores de 40 años) (EORTC. JCO 2007).

¿Qué supone para el abordaje del cáncer de mama la radioterapia intraoperatoria?

La RIO es un procedimiento que precisa de un trabajo multidisciplinar, específico y altamente especializado, por lo que supone un programa de formación específica (para especialistas en oncología radioterápica, radiofísicos hospitalarios, cirujanos, anestesiólogos, técnicos en RT, enfermería, y un procedimiento normalizado terapéutico. En nuestro centro se ha diseñado un estudio centrado en un ámbito de Cooperación Institucional e Interdepartamental, siendo el primer centro público en España que incorpora la RIO con electrones en un quirófano específicamente diseñado, dentro del marco de innovación del Hospital Clínic.

¿Qué papel considera que tiene la comunicación en oncología?

La ignorancia no aporta conocimiento y en medicina no existe lo que se desconoce y se desconoce todo lo que no se comunica. Por tanto en oncología, como en la mayoría de las áreas médicas, la comunicación es básica.

¿Por qué es preciso normalizar el uso de la palabra cáncer?

Se tiene que desmitificar la palabra cáncer, sobre todo ante el cáncer de mama, ya que a pesar de un incremento constante de la incidencia, la mortalidad por esta causa ha descendido, incrementando las curaciones, gracias a diversos factores ya mencionados.

Hoy en día el cáncer de mama se considera una enfermedad crónica, hay que conocerla, aceptar el diagnóstico, luchar si aparecen adversidades ante los tratamientos, sabiendo que se va a superar. Si con los años reaparece habrá soluciones que la harán llevadera, con la esperanza que las investigaciones van avanzando día a día con los objetivos de una mayor eficacia y minimizando los efectos secundarios.

A %d blogueros les gusta esto: