Dr. Luis Ortiz Quintana. Menopausia

20131003-153022.jpg

«La patología más prevalente durante la menopausia es el cáncer de mama»

«El tratamiento de elección en una primera fase de la posmenopausia es el tratamiento hormonal sustitutivo siempre que se acompañe de una sintomatología que lo justifique»

«La caída de estrógenos conlleva en general una disminución de la libido. A este problema se añade una atrofia vaginal con lo que es frecuente la dispareunia, es decir, dolor en el coito»

………….

En sentido estricto, se entiende por menopausia el cese de las menstruaciones. No obstante, en términos coloquiales se refiere al periodo que vive una mujer después de la última menstruación de su vida.

El profesor Luís Ortiz Quintana, Jefe del Departamento de Ginecología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid, nos responde a algunas de las cuestiones más frecuentes sobre la menopausia y a qué consejos se deben tener en cuenta para abordarla. Nos explica, asimismo, la relación que vincula este periodo con otras patologías benignas y otros cánceres como el de endometrio o el de mama, y nos habla sobre su influencia en la pérdida de la libido y cómo afrontar esta circunstancia.
………….

¿Por qué se produce la menopausia?

Por el cese de la actividad hormonal del ovario con disminución importante de todas las hormonas que produce habitualmente el ovario, fundamentalmente, el estradiol.

¿Cuáles son sus principales fases?

Una primera fase antes del cese de la menstruación que se conoce con el nombre de transición menopaúsica dividida en dos periodos y una posmenopausia a partir de la FUR también en dos fases una precoz de unos 4 años y otra tardía hasta la muerte. También terminológicamente se denomina perimenopausia al periodo de transición seguido del primer año después de la FUR.

¿A qué edad es común su llegada?

En España a los 50 años. Esta edad es muy estable en nuestro país permaneciendo casi invariable desde los estudios de Marañon en los años 20 del siglo pasado a la actualidad.

¿Qué entendemos por menopausia precoz?

A una menopausia antes de la media estadística de la población en nuestro caso sería antes de los 44 años. No hay que confundirla con el fallo ovárico prematuro, que puede ser reversible y que se produce antes de los 40 años.

¿A qué factores pude deberse?

En general, el factor genético es muy importante. Está detrás de todo ello el agotamiento precoz de las células germinales. Puede haber causas comunes con el fallo ovárico prematuro como bajo número de folículos que puede ser por una de las siguientes causas: atresia acelerada; alteraciones del cromosoma X; alteraciones de las gonadotropinas; alteraciones del timo; aestrucción de células germinales; agentes exógenos: tabaco y drogas; consumo de galactosa; cirugía sobre útero y/o anejos; radiaciones y quimioterapia; enfermedades metabólicas: diabetes.

¿Qué riesgos puede conllevar para la salud de la mujer tener una menopausia prematura?

A corto plazo, síntomas neurovegetativos como sudores, sofocaciones, aumento de peso, disminución de la lívido. A medio plazo, atrofia de piel y mucosas, incontinencia urinaria y aumento del vello, y a largo plazo osteoporosis y patología cardiovascular traducida en ictus y cardiopatía isquémica.

¿Qué tratamientos se recomienda en estos casos?

El tratamiento de elección en una primera fase de la posmenopausia es el tratamiento hormonal sustitutivo siempre que se acompañe de una sintomatología que lo justifique. Este tratamiento está basado en el estradiol transdérmico que debe administrarse en la menor dosis posible y durante el menor tiempo de acuerdo a las recomendaciones de la FDA y de la EMEA. También puede prescribirse Tibolona.

En los casos de menopausia prematura, ¿puede haber más riesgo o más beneficio en el uso del tratamiento hormonal sustitutivo (THS)?

Mucho mayor beneficio ya que el mismo minoraría las consecuencias tanto a corto como a largo plazo de un estado de hipoestrogenismo a una edad muy temprana.

La menopausia, ¿qué síntomas pueden manifestarse con su llegada?

Exactamente los mismos que hemos mencionado para la precoz aunque cuando se produce a la edad más habitual los síntomas suelen ser más ligeros y en muchos casos no precisan de tratamiento hormonal sustitutivo.

¿Es posible la prevención de estos síntomas?

La prevención no, pero sí su alivio mediante el tratamiento médico mencionado para la menopausia precoz.

¿Con qué tratamientos se cuenta hoy en día para abordar la sintomatología de la menopausia?

Básicamente, insistir en lo mismo estradiol en parches transdérmicos en dosis variables desde 15 microgramos hasta 100 microgramos. Este estrógeno debe acompañarse de un gestageno si la paciente conserva su útero para prevenir una proliferación patológica del endometrio que conduzca a una hiperplasia o un cáncer hormonodependiente.

¿Cuáles son los beneficios y riesgos del empleo del THS durante este periodo?

Los beneficios son muy claros, mejoran muchísimo la sintomatología de corto plazo al mismo tiempo que previenen de los eventos a medio y largo plazo sobre todo la atrofia de piel y mucosas así como la osteoporosis.

Por otro lado, los riesgos son incremento RR 1.3 de promedio de cáncer de mama, cardiopatía isquémica y accidente cerebrovascular y reducción RR 0.6 de cáncer de colon y fractura de cadera.

¿Puede el uso del THS ser un factor para el desarrollo cánceres ginecológicos?

Si está bien plantado el tratamiento no tiene que incrementar ninguno, salvo el cáncer de mama que se vera incrementado RR 1.3 en caso de tratamiento con estradiol como única hormona o RR 2.0 si se le añaden progestágenos.

¿Cuáles son las patologías ginecológicas benignas más comunes durante esta etapa?

Sin ninguna duda los miomas uterinos, pólipos endometriales y las disfunciones del suelo pélvico en forma de incontinencia urinaria o prolapso de los órganos pélvicos. También es muy prevalente la patología mamaria para cuya prevención se deben iniciar a los 50 años los programas de cribado del cáncer de mama.

¿Y las malignas?

La patología más prevalente durante la menopausia es el cáncer de mama que en España suma 22.000 casos nuevos por años. Después el cáncer de endometrio y mucho menos frecuentes los de cérvix, trompa y vulva.

Osteoporosis y enfermedades cardiacas, ¿son más propensas las mujeres a padecer estas dolencia a partir de la menopausia? ¿Es posible la prevención de estas patologías?

Efectivamente, son más propensas a partir de sufrir una bajada notable del estradiol de su organismo. Por supuesto, que se pueden prevenir además de con terapia hormonal con el abandono de hábitos poco saludables como el tabaco y el alcohol además de una dieta de tipo mediterránea que controle la tendencia al aumento de peso en este periodo de la vida de la mujer.

¿Qué relación existe entre menopausia y obesidad?

Hay una relación muy directa ya que al caer la actividad ovárica disminuye también sincrónicamente la actividad física y manteniendo la misma dieta el 90% de las mujeres aumentan de peso en la menopausia

¿Pueden incrementarse los problemas bucodentales a partir de este periodo?

La única causa es la atrofia de mucosas que puede incrementar los procesos periodontales. También la osteonecrosis del maxilar puede plantear problemas, sobre todo si se pretende realizar un implante dental.

Menopausia y sexo, ¿cómo puede afectar a la mujer? ¿Cómo solventar estos problemas?

La caída de estrógenos conlleva en general una disminución de la libido. A este problema se añade una atrofia vaginal con lo que es frecuente la dispareunia es decir dolor en el coito. Se puede mejorar con los tratamientos hormonales en este caso administrados por vía vaginal en forma de Estriol.

¿Qué es el suelo pélvico?

Es una estructura anatómica compuesta de músculos y tejido fibrosos o diafragma urogenital que da soporte a las vísceras abdominales impidiendo su salida al exterior.

¿Por qué puede verse afectado el suelo pélvico durante la menopausia?

Fundamentalmente, por la atrofia de tejidos blandos y la pérdida de tono muscular como consecuencia de partos vaginales previos y el hipoestronismo.

¿Qué alteraciones son las más frecuentes?

La más frecuente es la incontinencia de orina de cada uno de los cinco tipos y el descenso de los órganos pélvicos.

En España, ¿cuál es la incidencia de alteraciones en el suelo pélvico durante este periodo?

Es difícil de establecer dado que en muchos casos los síntomas son muy leves y por otro lado pequeñas incontinencias urinarias en la mayor parte de los casos no son objeto de consulta medica. Podríamos decir que 1 de cada cuatro mujeres tiene algún problema mayor o menor de este tipo en la menopausia.

¿Es posible prevenir la pérdida de flexibilidad de los músculos del suelo pélvico de cara a la menopausia? ¿Qué se recomienda en estos casos?

La mejor recomendación es la rehabilitación especifica del suelo pélvico después de cada parto así como el diagnostico precoz posparto de las lesiones del elevador del ano en casos de partos instrumentales haciendo de forma rutinaria ecografía perineal.

¿Existen pruebas diagnósticas para determinar si la mujer ya se encuentra en el periodo de menopausia?

Efectivamente, las pruebas diagnosticas se basan en la determinación de perfiles hormonales del eje hipotálamo-hipófisis-ovario de las gonadotropinas FSH y LH así como de estradiol. Por otro lado, es conveniente valorar el grosor endometrial confirmando su delgadez menor o igual a 4 mm., así como la morfología de los ovarios donde se debería evidenciar una ausencia de folículos antrales.

Cuidar la salud a partir de la llegada de la menopausia, ¿qué consejos nos daría?

En primer lugar hábitos de vida saludables que es lo más importante y barato que consiste en dieta mediterránea, abandono definitivo de los hábitos tóxicos, como tabaquismo, alcohol y sedentarismo, con incorporación a la vida habitual de ejercicio en forma de paseos o gimnasia tipo pilates. También, pero mucho menos importante, una valoración ginecológica que incluya analítica de sangre con bioquímica, perfiles hormonales, ecografía vaginal, mamografía y densitometría ósea con el fin de conocer cuáles son las condiciones iniciales de este periodo de la vida que durará de media 35 años, tanto o más que el periodo reproductivo.

A %d blogueros les gusta esto: