¿Por qué se origina la migraña? Dr. Manuel Lara

especialista del Servicio de Neurología del Hospital Universitario La Paz de Madrid

especialista del Servicio de Neurología del Hospital Universitario La Paz de Madrid

La migraña es un tipo concreto de cefalea caracterizado por crisis de dolor de cabeza que sufre el paciente y que son de predominio hemicraneal, generalmente, a lo largo de los años que el paciente padece las crisis de migraña, la cefalea puede cambiar de un hemicráneo a otro y no siempre padece las crisis en el mismo hemicráneo. Normalmente durante el periodo que dura la crisis el dolor suele permanecer en ese hemicráneo. Este dolor puede verse aumentado a la hora de realizar actividades cotidianas como caminar, correr o subir y bajar escaleras, e incluso puede aparecer acompañado de náusea o vómitos.

Actualmente, se afirma que en España la migraña es la dolencia más común por la cual los pacientes visitan al especialista, representanto entre el 20 y el 25% de consultas en unidades de neurología. Sobre el origen de esta dolencia, sus tipos más comunes y la posibilidad de prevenir la enfermedad nos contesta el doctor Manuel Lara, especialista del Servicio de Neurología del Hospital Universitario La Paz de Madrid.

por HBakkali

…….

¿Por qué se origina la migraña?

Aunque existen distintas teorías postuladas a lo largo de los años, el origen de la crisis de migraña no está del todo claro. En las últimas décadas ha ido ganando fuerza la teoría de que la migraña se desencadena a nivel del sistema trigémino-vascular cuya activación provocaría la liberación de neurotransmisores que desencadenarían a su vez cambios vasomotores y se pondrían en marcha todos los fenómenos que aparecen en la crisis migrañosa, desde el dolor típico hasta la sintomatología acompañante (náuseas, vómitos y otros). También se invocan cambios de despolarización a nivel de la corteza cerebral que se propagarían desde la zona occipital hacia adelante y que podrían explicar los fenómenos que acontecen durante el aura.

¿Qué tipos existen?

Existen dos tipos fundamentales de migraña: migraña con aura y sin aura. El aura indica una disfunción neurológica focal transitoria, principalmente de tipo visual (luces, pérdida de visión) o sensitiva (adormecimiento o parestesias), aunque pueden ser también de otro tipo (alteración del lenguaje) que precede o coincide con la crisis de migraña.

¿Cuánto tiempo pueden durar estas crisis?

Los criterios de la IHS (Sociedad Internacional para el estudio de las Cefaleas)

establecen una duración de 4 a 72 horas de las crisis migrañosas para ser consideradas como tales, aunque hay que tener en cuenta que las crisis tratadas y las crisis en los niños y adolescentes pueden durar menos de 4 horas.

¿Qué factores ambientales pueden influir en la aparición de la migraña?

Si bien en una gran proporción de pacientes con migraña consideran que los cambios atmosféricos (presión atmosférica, altitud, humedad, calor) son factores precipitantes o por lo menos contribuyentes a la aparición de sus crisis migrañosas los estudios prospectivos realizados al respecto han dado lugar a resultados inconsistentes. Los estímulos visuales y los olores, pueden también actuar desencadenando la crisis de migraña.

¿Puede deberse a factores genéticos?

En el momento actual se desconoce los genes implicados en las formas habituales de migraña con y sin aura. Existe alguna forma rara de migraña, como es la migraña hemipléjica familiar, que cursa con herencia autosómica dominante en la que se ha encontrado alteraciones en el cromosoma 19 en alguno de los genes implicados en el funcionamiento de los canales de calcio voltaje dependientes.

¿De qué manera influye la alimentación en esta enfermedad?

La Academia Americana de Neurología no menciona los aspectos dietéticos en las guías de manejo de la migraña aunque menciona la evidencia favorable de la riboflavina y del magnesio. También pudiera resultar beneficiosa, según se describe en un estudio, una dieta baja en grasas que llevaría a una disminución en la frecuencia, intensidad y duración de las crisis migrañosas así como una reducción de la medicación antimigrañosa. En cualquier caso, parece razonable recabar información sobre diferentes alimentos que pueden actuar como desencadenantes en el paciente a nivel individual. Los consejos no servirán para todos los pacientes con migraña pero en casos concretos evitar determinados alimentos o componentes puede ser una forma segura y barata de mejorar sustancialmente la migraña.

Durante la menstruación, ¿son más frecuentes o más agresivas estas crisis?

La migraña es una entidad de claro predominio femenino. Aproximadamente, el 40% de las mujeres con migraña experimentan ataques de migraña en relación con el periodo menstrual, lo que se ha correlacionado con la caída del nivel de los estrógenos días antes de la menstruación. Pocas mujeres, no obstante, (< 5% de las que padecen migraña) sufren una auténtica crisis exclusivamente en relación con la menstruación (la denominada migraña menstrual).

El estrés, ¿de qué manera afecta a la enfermedad?

Se han descrito multitud de factores desencadenantes, aparentemente, capaces de poner en marcha o precipitar una crisis migrañosa en las horas siguientes. Es importante aclarar que estos factores sólo son capaces de desencadenar un ataque de migraña en individuos constitucionalmente predispuestos a sufrirla. Por lo tanto, estos factores no pueden considerarse como factores etiológicos. Además, no todos los factores precipitantes son capaces de desencadenar crisis en todos los sujetos con migraña. Y para un mismo paciente la exposición a un determinado factor desencadenante no siempre se sigue de una crisis migrañosa. Algo más de dos tercios de los pacientes son capaces de identificar uno o más factores desencadenantes. El mecanismo por el cual estos factores pueden llegar a desencadenar una crisis migrañosa es en la mayoría de los casos desconocido. El estrés puede ser el desencadenante más frecuente en la aparición de la crisis de migraña.

¿Qué relación existe entre la migraña y el consumo chocolate?

El chocolate es uno de los alimentos que por su riqueza en feniletilamina más a menudo han relacionado con las crisis de migraña. Esta sustancia actuaría sobre la liberación de serotonina y catecolaminas, neurotransmisores que se estima están implicados, de alguna forma, en el origen del ataque de migraña. También la cafeína (provoca vasoconstricción y liberación de neurotransmisores excitatorios) presente en el chocolate pudiera estar asociada con la aparición de crisis tras la ingesta de este alimento.

Y el tabaquismo ¿qué papel juega?

Tradicionalmente el tabaquismo no parecía haberse relacionado en general con la aparición de crisis de migraña. Aparte de su importante papel jugado en la patología cardiocirculatoria, pulmonar, envejecimiento de la piel y otras enfermedades graves, según algún reciente estudio que comparó la migraña entre fumadores y no fumadores, los fumadores sufrían un 30% más migrañas que los no fumadores, sin que necesariamente tengan que fumarse 2 paquetes al día, sino que solo con 5 cigarros diarios las posibilidades de sufrir más migraña aumenta ya ese porcentaje.

Actualmente, ¿cuál es la incidencia de esta enfermedad en España?

Según los diversos estudios sociosanitarios llevados a cabo en nuestro país la migraña destaca como el motivo más frecuente para acudir a la consulta de Neurología representando el 20-25% de todas las consultas. En España hay, aproximadamente, más de 4 millones de pacientes con migraña, de ellos más de 3 millones son mujeres en edad fértil.

¿Es posible la prevención de esta dolencia?

En cuanto a la prevención de esta enfermedad podemos afirmar que actualmente no se puede prevenir. El tratamiento preventivo de la migraña consiste en prevenir la aparición de las crisis.

………………..

Acceder a todas mis publicaciones sobre salud

A %d blogueros les gusta esto: